Visitando Nikko

Empezamos a ver la cuenta atrás de nuestra estancia en Japón y, aunque aún nos quedan bastantes meses, nos empieza a entrar el agobio de: “no hemos visitado esto”, “no hemos visitado lo otro…”. De manera que, cuando llega el fin de semana, cogemos mapa y, donde caiga el dedo, y cómo siempre, muy a pesar de Jimena.

Ha tocado Nikko. Está a unos 140 kilómetros al norte de Tokyo. Al funcionar el transporte público tan sumamente bien, es una excursión que se puede hacer en un día madrugando un poco. Vamos, que es como ir a comer al El Escorial.

Decidimos madrugar un sábado, algo bastante atípico en nosotros y cogimos un tren a las 8 de la mañana. Nuestra primera sorpresa en el tren, fue esta:

El reposapiés del tren viene con instrucciones!!!! La foto de la izquierda son las instrucciones con el reposapiés cerrado, donde dice claramente que hay dos posiciones: la primera de ellas es bajando el reposapiés y colocas tus piececitos cómodamente y el segundo y, mejor, si necesitas estar aún más cómodo, se vuelve a desdoblar, te descalzas (en esta posición, está totalmente prohibido poner los pies con zapatos,  porque está enmoquetado) y pones tus pies. Cada vez que haces algo en este país, que parece lo más sencillo, siempre consiguen dejarnos alucinados.

Llegamos a Nikko y, como todo el mundo se hace la foto con el tren (no sabemos qué misterio tiene), pues nosotros también.

Cómo buenos turistas, pagamos la primera novatada. Habíamos comprado los billetes con un autobús incluido hasta un puente (para cruzar el puente tienes que pagar); a partir de ahí se empiezan a ver un conjunto de templos y santuarios. Esta zona está declarada por la UNESCO, patrimonio de la humanidad desde 1999 (un poco de culturilla no viene mal).

La distancia entre la estación de tren y el puente en cuestión, debía ser más o menos de 1 km, por la carretera principal del pueblo (un carril de ida y otro de vuelta), plagado de coches y autobuses. Había un tremendo atasco en un pueblo diminuto, no me lo puedo creer!!!!! Ante la desesperación, nos bajamos del autobús (nosotros y medio autobús más)  y, decidimos seguir en peregrinación, porque eso era cómo hacer el camino de Santiago o ir a Lourdes (aunque no he hecho ninguna de las dos), pero sin ninguna promesa, ni ningún fin religioso.

Cuando llevábamos un rato haciéndonos las fotos en el puente, llegó el autobús en cuestión, casi media hora después.

Y a partir del famoso puente, te vas encontrando con una serie de templos, todos muy bonitos, pero que cómo dice Jimena, después de ver 20, todos te parecen iguales, porque lo suyo es ir con alguien que te lo vaya explicando (supongo que igual les pasa a ellos con las iglesias y catedrales de España, excepto la de Burgos, que su belleza y grandiosidad, se entiende sin explicación alguna, je, je).

Mi objetivo en Nikko era ver el templo Toshogu, que es el famoso templo de los tres “monos sabios”.

Estos tres simpáticos monitos (los de madera, no nosotros), representan la negación: “no oigo, no veo, no hablo”. Parece que tienen 2 significados. Uno de ellos es negar la maldad: no hay que escuchar, ni ver, ni decir maldades (que difícil es esto último para muchoooosssss!!!!). La otra versión es una evasión del miedo, no oyendo, viendo, no diciendo.

IMG_3093

Os diré que aunque no supierais de la existencia de estos monitos, sí que los conocéis. Si buscáis en los emojis de vuestro móvil, están los tres y, están inspirados en los monos de este templo.

Seguimos camino a través de una vegetación impresionante y visitamos algunos templos más. Hay una pagoda de cinco plantas; cada planta representa una cosa (tierra, agua, viento, fuego y cielo). Tiene una cosa curiosa y, es que el pilar central no sale del suelo, sino que cuelga de la cuarta planta. Es una estrategia que lo que hace es desplazar el centro de gravedad, para estar preparado en caso de temblores y terremotos.

Había otro templo que tenía esculpidos en su portada 2 elefantes. Dicen que quien los esculpió no había visto nunca un elefante.

IMG_3092

Ya sé que no son una maravilla, pero para no haberlos visto nunca, no están nada mal, no?

El último templo que visitamos, era famoso porque en la portada tiene un gato. Había cola para entrar. Uno se imagina un gato grande, no sé, si tiene tanta fama, no? Pues es como el astronauta de la catedral de Salamanca, ¡¡¡diminuto!!!, casi, casi, como las figuritas que salen en el roscón de Reyes!!

IMG_3110

Antes de entrar en el templo del gato, decidimos descansar en una especie de patio muy mono y muy oriental!!! En qué hora, se nos ocurrió sentarnos. Primero nos riñeron por sentarnos en unos bancos de madera… después nos riñeron por hacernos unas fotos y… por último nos riñeron por andar allí mismo!!! y, que conste que nos habíamos descalzado.

Para finalizar el post de hoy, os dejo unas fotitos de mi ayudante favorita!!! Supongo que será pasión de madre, pero a mí me encantan sus fotos y, cómo no tengo que ser objetiva…..

 

Escrito por

Trato de contar en mi blog, la experiencia de nuestra vida en Tokyo, desde mi punto de vista personal, no como una guía de viaje, sino cómo nos sentimos en un país y una cultura tan diferente a la nuestra e intentar despertar el espíritu aventurero, de quién lo tenga un poco dormido.

12 comentarios sobre “Visitando Nikko

    1. La verdad es que son alucinantes, me alegro un montón de que podáis aprovechar para visitar los sitios con tiempo suficiente para disfrutarlos, cuando uno va en plan turista quieres ver tantas cosas que a veces no te tomas un buen rato para verlos a fondo y escuchar su historia y/o su belleza, por el poco tiempo que estas en el país.

      De todas formas no me quejaría, siempre aprendes algo.

      Un besito a a los 3, os quiero, Tía Cris

      Le gusta a 1 persona

  1. Que bien estáis aprovechando vuestra estancia!!!!! Y dile a Jimena que, aunque entiendo que le parezcan todos los templos iguales!, está viviendo una experiencia muy bonita que nunca olvidará!!!!! Cuando vuelva le va a tocar hablar de todos los que ha visto!!!!! Besos para los tres 😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s